<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=614819128856069&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cómo desarrollar un gran proyecto de iluminación?

En este eBook conocerás cuáles son los pasos para llevar a cabo un proyecto arquitectónico de iluminación.

Descargar Ebook

¿Por qué algunas luces LED cuestan más que otras?

Luces LED

La oferta de productos LEDs ha crecido considerablemente en los últimos años. Buscando un producto en particular podemos encontrar docenas de precios súper distintos, aunque los productos estéticamente son idénticos. Entonces nos preguntamos en dónde está la diferencia de precios.

Acá te presentamos algunos tips para entender en qué difiere una luminaria LED de otra de similares características:

Las luminarias de LED se componen de 3 partes: Carcasa, fuente lumínica y fuente de alimentación.

Carcasa

carcasa

En un producto LED es lo que define la estética externa del producto. Pero realmente es sinónimo de la vida útil que tendrá el producto. Los LEDs no emiten calor hacia adelante, pero si lo hacen hacia atrás.

Por lo que resulta fundamental contar con una carcasa que además de ser estética, cumpla la función de disipador del calor emitido por el LED.

Por ejemplo, en un reflector LED de alta potencia, es fundamental contar con una carcasa de aluminio grueso que logre disipar el calor, así el LED trabaja a la temperatura correcta y respeta la larga durabilidad del producto.

Además, en productos con  IP65 ( protección para exterior) la carcasa es fundamental para que no ingrese humedad a los dispositivos internos y deteriore su funcionamiento. En el caso de estos productos es importante contar con una carcasa robusta y correctamente sellada que cuide la estanqueidad de la luminaria.

Muchas veces vemos reflectores en exterior que tienen el vidrio empañado y siguen funcionando, pero cuidado: no lo harán por mucho tiempo. Por otro lado, en una luminaria de interior, los materiales, pintura o acabado determinarán la vida útil estética del producto.

Reflectores

Por ejemplo, al instalar un panel LED en un baño o en una cocina, el vapor del ambiente percudirá la pintura y los materiales en caso de ser de baja calidad o no contar con el tratamiento correcto.

Fuente lumínica

Es el LED propiamente dicho, el diodo emisor de luz (de sus siglas en inglés Light Emitting Diode).

Un chip de LED de buena calidad debería estar soldado con filamentos de oro, los cuales otorgan una duración más prolongada al chip de LED.

Un buen chip tiene un ínfimo decaimiento de lúmenes con el paso del tiempo, mantiene la luminosidad original. Un chip de mala calidad puede tener un decaimiento de hasta un 10% en los primeros 30 días de uso y hasta un 30% en el primer año de uso. Valores suficientes para establecer que el rendimiento de la luminaria ya no es aceptable.

Además los chips soldados con filamento de oro brindan colores más fieles, mientras que los soldados con cobre producen una luz teñida por el mismo.

Los lúmenes son otro parámetro importantísimo a tener en cuenta a la hora de comparar la calidad de una luminaria LED. El lúmen es la potencia lumínica que tiene la luminaria, un tubo de LED T8 de 18W puede tener 1100lm o 2000lm con el mismo consumo.

La relación lúmenes consumo nos indicará la eficiencia de la luminaria, cuanto menos consumo más eficiente será. Por ejemplo: un tubo con un consumo de 18W con 2000lm es tiene mejor rendimiento lumínico que uno de 18W con 1100lm, ya que el primero brinda mayor luminosidad a igual consumo.

Los LEDs de buena calidad están fabricados para tener una vida útil casi continua de 50.000 / 30.000hs (dependiendo las condiciones de trabajo y temperatura ambiental), lo que equivale a 4 años de durabilidad dejándolo encendido las 24hs del día.

Entrada de hotel

La vida útil del LED se calcula en base a los componentes internos del mismo, la carcasa y la fuente de alimentación. Hay LEDs de no tan buena calidad que prometen una vida útil de 20.000hs, con un decaimiento de luminosidad notable con el devenir del tiempo.

Otro engaño muy común en los LEDs es la potencia lumínica, en muchos casos no es la que indica el producto sino hasta un 25% menos! Por ejemplo: en el mercado hay reflectores de LED que indican una potencia de 20W cuando su potencia real, al momento de tomar mediciones en laboratorio, es de 15W.

Respecto de los colores del LED, el CRI es el índice de reproducción cromática del LED, nos indica cuán similar es el color de la luz a los colores lumínicos naturales. Cuanto más alto es el CRI significa que los colores resaltarán de una manera más natural y confortable a la vista.

Fuente de alimentación

fuentealimentacion

Los LEDs trabajan con tensión continua y con corriente regulada, por lo que es necesario un transformador o fuente de alimentación para conectarlos directamente a la corriente de 220V. El transformador – también conocido como driver o fuente switching según el tipo de luminaria- puede o no estar incluido.

Por ejemplo en el caso de tiras de LED se debe adicionar una fuente de 12V, su potencia dependerá del tipo de tira y de la longitud de la misma.

Tiras LED

No es el caso de los reflectores o paneles los cuales traen un driver incluido. El driver es fundamental a la hora de considerar la calidad y durabilidad del producto.  Muchas veces deja de funcionar la luminaria a causa de un driver de mala calidad.

Un transformador de calidad debe contar con al menos tres protecciones:

  • Etapa de entrada, en la que se protege al driver y a la luminaria de picos y bajas de tensión.
  • Etapa media que regula una alimentación continua y constante para evitar cambio en la intensidad de la iluminación.
  • Etapa de protección de salida para proteger al producto y la instalación eléctrica de posibles cortocircuitos, evitando que el producto pierda su calidad original.

Además un driver de potencia debería estar certificado bajo las normas europeas con los más altos estándares de calidad mundial,  esta certificación asegura que el driver cuenta con las distintas etapas de protección requeridas.

Ahora sabes que aunque a la vista parecen idénticos, hay varios factores que intervienen en la vida útil y experiencia de las luminarias LED como:

  • Carcasa robusta para que disipe el calor de la luminaria y correctamente sellada (solo para luminarias de exterior)
  • Fuente lumínica LED con chips de calidad, eficiencia lumínica (relación lúmenes/consumo), larga vida útil y CRI mayor de 75.
  • Fuente de alimentación certificado bajo las normas europeas.

En DMD ofrecemos luminarias LEDs con los más altos estándares de calidad. ¡Contactanos y recibí la asesoría que necesitas! 

CTA pedir cita showroom DMD

Subscribite

Recibe las últimas novedades de nuestro blog

Buscar en el blog