<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=614819128856069&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cómo desarrollar un gran proyecto de iluminación?

En este eBook conocerás cuáles son los pasos para llevar a cabo un proyecto arquitectónico de iluminación.

Descargar Ebook

Recomendaciones para iluminar habitaciones de hotel

Habitación de hotel

¿Por qué es tan importante saber cómo iluminar habitaciones? En los cuartos de los hoteles, las personas no sólo duermen. Descansan para enfrentar sus retos, conseguir ese contrato tan deseado o conocer el lugar de sus sueños al día siguiente.

 Aunque parece una paradoja, los huéspedes esperan sentirse como en casa en las habitaciones de los hoteles. Por eso es fundamental que la iluminación de las habitaciones sea sutil y cree una atmósfera armoniosa para que la experiencia sea lo más placentera posible.

 La iluminación no depende sólo del tipo de luces que elijamos, sino que resulta clave planificar dónde se instalarán para crear ambientes distintos, sobre todo cuando se trata de suites ejecutivas o de lujo.

En principio, es imprescindible tener varias llaves de luz para que el huésped pueda encender o apagar las luces según sus necesidades.

Un comodín para iluminar habitaciones son las lámparas inteligentes. Van perfectas para el portalámpara de un escritorio o de las mesas de luz para crear una atmósfera más relajada antes de dormir.  Es que permiten personalizar el color entre los 16 millones de colores que ofrecen. Y son fáciles de instalar en cualquier portalámparas sin necesidad de adaptarla, puesto que son diseñadas con un zócalo estándar E27 (la clásica rosca).

Para iluminar habitaciones, podemos dividirlas en zonas:

Luces para techos:

Es la iluminación central de la suite. Una iluminación indirecta, con lámparas LED, es una buena alternativa para las habitaciones de hotel, dado que se busca que las luces no sean muy deslumbrantes, pero hay que evitar dejar zonas oscuras. Podemos colocar lámparas de pie y tiras LED  para ofrecer distintas experiencias de iluminación.

Luces secundarias para la zona de la cama:

La iluminación de esta zona debe brindar sensaciones de descanso y relax, pero a la vez  tiene que contar con puntos de mayor iluminación para invitar a la lectura si el huésped quiere leer. Una buena alternativa son las tiras LED SMD 5050 Interior detrás de la cabecera de la cama, dado que son fáciles de montar y permiten crear un ambiente agradable. En trabajos anteriores con nuestros clientes combinamos la iluminación general con veladores o apliques de pared a ambos lados de la cama.

Luces para el pasillo y vestidor:

En el pasillo de la habitación van bien los paneles de LED en el techo o suelo. De esta manera guía el recorrido de forma más relajada. Para el vestidor te recomendamos elegir luces blancas, así los huéspedes podrán observar mejor los colores de las prendas. Las lámparas o paneles LED son la mejor opción.

Luces para baños:

Luces baño

Requiere una buena iluminación en la zona del espejo y el lavabo para que los huéspedes puedan maquillarse, peinarse o afeitarse. También recomendamos una iluminación general agradable que les permita relajarse cuando se dan un baño al finalizar el día. Te aconsejamos colocar tiras de LED alrededor del espejo para que no hagan sombras. Los espejos suelen quedar mal iluminados si sólo se cuenta con luces de techo.

Beneficios de las luces LED

En un hotel, la iluminación es uno de los mayores gastos fijos: representa el 22% del consumo de electricidad, sólo superado por la refrigeración (31%). Y en el ítem iluminación, las luces de las habitaciones representan el 24% del total del consumo.

Las luces LED generan un ahorro del 80% sin sacrificar tiempo de iluminación ni calidad en la luz.

Comparemos: Si iluminamos una habitación con luces halógenas o incandescentes, el consumo será de 300 watts y la luminosidad de 4920 lúmenes. Mientras que con tecnología LED será de 60 watts y 5040 lúmenes. Sin dudas, los productos LED son la solución para ahorrar energía y reducir los costos.

Las LED, además, tienen una mayor vida útil: si bien son una tecnología un poco más cara que las tradicionales, la inversión se recupera en poco tiempo. Veamos un ejemplo:

  • Una luz LED de 15 watts, que vale en promedio $45, tiene una vida útil de 25.000 horas.
  • Una luz halógena con misma luminosidad, que vale $30, tiene consume 75 watts y su vida útil es 2000 horas.

Si mantenemos una luminaria LED encendida 12 horas por día, durará alrededor de 6 años, mientras una tradicional sólo 6 meses. Una cifra más: el costo de la luminaria LED encendida toda una semana es de $0.15 y el de la luminaria tradicional de $1.26.

En definitiva, las LED son la mejor alternativa de iluminación para hoteles. Pero queremos ayudarte con más herramientas para que puedas tomar mejores decisiones de compra. Haciendo click en la siguiente imagen podrás descargar nuestro ebook gratis Cómo desarrollar un gran proyecto de iluminación en hoteles.

Descargá aquí nuestro ebook para grandes proyectos hoteleros 

Subscribite

Recibe las últimas novedades de nuestro blog

Buscar en el blog